Un viaje inolvidable.

Saludos, lectores. Hoy cumplo mi sexto día en Campos dos Goytacazes, en el estado de Rio de Janeiro en Brasil. Estoy acá como director invitado de la orquesta Mariuccia Iacovino, el grupo insignia del programa de formación musical Orquestrando a Vida, una ONG que ofrece entrenamiento gratuito a cientos de niños de la región de Campos a través de una serie escalonada de orquestas sinfónicas, desde el nivel más elemental, hasta el semi-profesional de la Mariuccia.

Hoy estoy conociendo las diversas orquestas, y estoy sumamente conmovido por la maravillosa energía y el amor por el trabajo y la música que tienen tanto los niños como sus jóvenes maestros. El cariño, la disciplina, la responsabilidad y la generosidad que aprenden en la práctica orquestal se respira aún antes de entrar en el salón de ensayos. Es realmente mágico.

Próximamente tendré videos y fotos de mi visita a Campos, en la cual además de conocer todo el funcionamiento de este sistema tan lindo, estaré realizando un concierto sinfónico (programa abajo). Estoy muy feliz con el trabajo que estamos realizando juntos acá y estoy aprendiendo muchísimo de la mecánica de trabajo. También me nutro con la contagiosa energía de los miembros de la Mariuccia, cuyas edades apenas van desde los 12 hasta los 18 años - y ya suenan como músicos profesionales con años de entrenamiento.

Abrazos desde Brasil, gracias por su apoyo.
SR

CONCIERTO
Noviembre 20, Iglesia de São Francisco
Campos dos Goytacazes, RJ

Mikhail Glinka: Obertura a Ruslan y Ludmila
Charlos Chávez: Sinfonía India (Sinfonía No. 2)
Antonín Dvorak: Sinfonía No. 9, "Del Nuevo Mundo"